¿QUE TAN AGRADECIDOS SOMOS?…

¿QUE TAN AGRADECIDOS SOMOS?… ¿ES LA FALTA DE GRATITUD UNA ENFERMEDAD QUE AVANZA EN NUESTRA SOCIEDAD?

Maestro

Una señora, de ceño fruncido, molesta, sin duda alguna, increpó a la vecina de su casa, tan pronto la vio asomar a la puerta:
─¿Te sirvió la blusa que te presté la semana pasada, para que pudieras ir a esa fiesta a la que estabas invitada?, dijo, con ironía, y, de paso, insinuó que ya era hora de que esa prenda volviera a sus manos.
─¡Ay, sí, vecinita, me sirvió, y no te imaginas cuánto! Fui el centro de atención en esa fiesta. Esta tarde te la devuelvo, porque la tengo en la lavandería. Porque una prenda tan fina no puede lavarse en la casa,  respondió la otra.
─¿Pero te sentiste bien con ella?, agregó la dama que había hecho el favor.
─¡Cómo no! Me sentó tan bien que hasta me quedaría con ella. Ja, ja, ja,  respondió la cachazuda vecina.
Tres días después, por la noche, no por la tarde de aquel día como había anunciado, la vecina entregó la blusa de seda. Efectivamente, estaba lavada y planchada. Pero cuando ese acto sucedió, el de la devolución de la prenda de vestir, no se escuchó aquel gesto de agradecimiento que, entre gente decente y cordial, debe darse. Su dueña la recibió, pero se quedó pensando en lo poco delicada que era su vecina. Hasta lo pregonó durante un par de días entre sus amistades, al quejarse de esa falta de gratitud… Este pasaje da pie para hablar de la ingratitud, esa conducta humana que pulula por doquier. Lamentablemente, los humanos somos los más ingratos de todos los seres vivos. Pareciera que un «nudo» se nos precipitara en la garganta a la hora de expresarles a otros cuán gratos quedamos con alguna buena acción de su parte. Somos muy ingratos. No solo frente a los favores; en muchos otros ámbitos también lo demostramos. No tenemos la delicadeza de expresar complacencia por los favores que nos hacen los demás.
En contraste, los animales son «elocuentes» con sus gestos de gratitud. El perro, por ejemplo, salta, corre, agita su cola frente a su amo; lo que dice con eso es que está agradecido. Agradecido por el cariño recibido, por los cuidados, por las manifestaciones de ternura con él. Un loro, parado todos los días en una vara, también agradece. Para eso, aprende a «hablar» y expresa voces que si bien no son para decir literalmente «gracias» se las puede asumir como tales; por eso, intercambia sus cotorreos con sus amos, aunque ellos ni cuentan se den de eso. A las plantas se les «habla», y se las toca cuidadosamente como rito del cuidado que se les prodiga. A cambio, ellas «agradecen» al ponerse más bonitas para el ornato de los espacios donde se las tiene; su clorofila se dinamiza, se ponen más verdes sus hojas y sus ramas florecen más aceleradamente.
Entre nosotros abundan las personas en cuyo vocabulario no figura la palabra «gracias». Son tan frescas, tan impávidas, que pareciera que esperaran que se les agradezca por haber solicitado y disfrutado los favores que les prestan otros conciudadanos. La desfachatez es su más «brillante» señal particular. Y ¡no faltan quienes «muerden» la mano de quien, en ocasiones, les da de comer!… No se trata, por supuesto, de que por cada bien que se prodigue uno se siente a esperar las voces de gratitud de los demás. ¡Eso es lo que menos se da en nuestra sociedad! Bueno fuera, entonces, que aprendiéramos a ser gratos. No cuesta absolutamente nada. No implica esfuerzo alguno.
Dar las gracias, procura buena imagen para quien reconoce al otro aquel servicio, aquel favor; y, claro, engendra una estupenda imagen personal… ¡Y quedan abiertas las puertas para futuras ocasiones!.

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires), recibe un Abrazo, y mi deseo que Dios te bendiga, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, Salud, Paz, Amor, y mucha Prosperidad.

Claudio Valerio

®. Valerius.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s