QUE NO SE DISPERSE NUESTRA ATENCIÓN

10614338_10152639393611944_7618514639244647845_n

Cuando colocamos nuestra atención en un  objeto  equivocado,
podemos vernos envueltos asuntos embarazos. Eso puede ser
comprobado en la historia que sigue: Un hombre y su
esposa estaban recibiendo a visita de un  amigo que poseía
una nariz roja. La atención de la mujer estaba  colocada en
la nariz del visitante y ella estaba preocupada que los
hijos hiciesen alguna observación  sobre  eso.  Cuando  los
niños si despidieron de los padres y del invitado para irse a
dormir, teniendo pasado bien en la prueba, la mujer dio un
suspiro de alivio y, tomando la tetera de té para servir al
invitado, le preguntó: “¿Desea una o dos cucharas de azúcar
en su nariz?”
La mujer de nuestra historia estaba tan preocupada con la
posibilidad de los hijos traigan algún embarazo a causa de la
nariz del visitante que acabó, ella misma,cometendo el error
de que tanto temía. Su mente se quedó tan envuelta con el
hecho que no consiguió desviarse de él.
Lo  mismo  puede acontecer de una  forma positiva. Cuando
colocamos nuestras mentes y nuestros corazones
enfocados en el amor hacia el otro, sea cual sea la situación o circunstancia,
estaremos ligados y envueltos  por  el, y  completamente
afirmados en él. Andaremos felices en la vida, la paz estará
en  nosotros  y  nuestra  vida se verá iluminada en cualquier
lugar. Será la razón de nuestra vida y nada haremos sin
orientación y dirección…  La felicidad  no nos dejará porque
nosotros no la dejaremos jamás.
Si nuestra atención está colocada en el verdadero amor,
jamás perderemos la esperanza, andaremos en santidad y
alumbraremos el mundo.

Si no desviamos nuestra mente del amor, la  posibilidad de
erremos será menor, nuestro testimonio será más eficaz,
nuestras palabras tendrán otra llegada, nuestro hogar será
mucho  más alegre, y nada nos desviará de la verdadera felicidad.

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires), recibe un Abrazo,
y mi deseo que Dios te bendiga, te sonría y permita que prosperes
en todo, y derrame sobre ti, Salud, Paz, Amor, y mucha Prosperidad.

Claudio Valerio

®. Valerius

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s