AMEMOS A LOS ANIMALES

923434_605243062833949_666673185_n

El maltrato animal comprende comportamientos que causan dolor innecesario o estrés al animal. Los mismos van desde la negligencia en los cuidados básicos hasta el asesinato malicioso. Existen dos tipos de crueldad animal, el maltrato directo, que consta de la falta intencional en proporcionar los cuidados básicos, la tortura, la mutilación o el asesinato de un animal, y el maltrato indirecto.  Este abuso innecesario se ha convertido en un problema social de gran dimensión.
La crueldad hacia los animales es el tratamiento que causa sufrimiento o daño a animales. La definición de sufrimiento inaceptable varía. Algunos consideran sólo el sufrimiento por simple crueldad a los animales, mientras que otros incluyen el sufrimiento infligido por otras razones, como la producción de carne, la obtención de piel, los experimentos científicos con animales y las industrias de huevos. Muchas personas consideran la crueldad hacia los animales como un asunto de gran importancia moral. La crueldad animal es uno de los componentes de la triada psicopática junto a la piromanía y la eneuresis. Un gran porcentaje de los psicópatas reunían estas características en su infancia.
Muchas veces se piensa que las personas que defienden a los animales, son personas sentimentales y sin fundamentos que defienden a sus gatitos y perritos y que no piensan en el sufrimiento humano. La defensa de los animales se basa en un principio de tolerancia y respeto hacia la vida tanto humana como no humana.
El abuso de los animales es comparable a la opresión de algunos grupos de poder sobre otros, por lo que cualquier manifestación de intolerancia, y crueldad es repudiado por los grupos liberacionistas. En el caso del maltrato animal, es aún más delicado por el hecho que los animales no pueden expresarse de una manera entendible para el común de los humanos, no tienen voz, por lo que se hace necesario interpretar su sufrimiento y protegerlos. Ser la voz de los sin voz.
Algunas personas plantean que un animal no debería tener derechos ya que no tiene uso de razón y por lo tanto no los podrá defender, pero, acaso un animal, que no tiene voz ni uso de razón, ¿no debería tener derechos?.
A los animales se los debe amar…
Porque lo dan todo, sin pedir nada,
Porque son eternos niños,
Porque no saben de odios, ni de guerras,
Porque ante el poder del hombre que cuenta con armas, son indefensos,
Porque no conocen el dinero y se conforman sólo con un techo donde guarecerse del frío,
Porque se dan a entender sin palabras,
Porque su mirada es pura como su alma,
Porque no saben de envidia ni rencores,
Porque el perdón es algo natural en ellos,
Porque saben amar con lealtad y fidelidad,
Porque dan vida sin tener que ir a una lujosa clínica,
Porque no compran amor, simplemente lo esperan,
Porque son nuestros compañeros, eternos amigos que nunca traicionan,
Porque están vivos.
Por todos estos motivos enunciados, y mil más, ellos merecen nuestro amor!… Ya lo dijo la Madre Teresa de Calcuta:  Si aprendemos a amar a los animales como lo merecen;  estaremos más cerca de Dios.

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires), recibe un Abrazo, y mi deseo que Dios te bendiga, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, Salud, Paz, Amor, y mucha Prosperidad.

Claudio Valerio

®. Valerius.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s